Las 5 mejores prácticas en Recursos Humanos

20 de enero de 2017

Uno de los factores críticos para alcanzar los objetivos estratégicos de toda empresa, además del capital financiero disponible, es su capital humano, ya que a diferencia de la mayoría de los activos que se deprecian, un empleado tiene el potencial de aumentar su valor con el tiempo y la estrategia adecuada. Por eso se requiere seguir las mejores prácticas del mercado.

Así, las mejores prácticas de Recursos Humanos resultan esenciales para que el negocio atraiga y retenga a los mejores profesionales, por ello, presentamos las 5 mejores, de acuerdo con el reporte ‘Mejores prácticas en Recursos Humanos People & Change’, realizado por PwC.

Atracción y retención de talento

El punto clave para la atracción de talento es el proceso de planificación de la plantilla de colaboradores y, principalmente, lograr un balance entre la vida laboral y personal, al otorgar diversos beneficios a los colaboradores. Hay dos bloques generacionales que están marcando la diferencia en la estrategia de atracción de talento: los millennials (nacidos entre 1980 y 1995) y los que nacieron antes de 1980. Las nuevas generaciones desean encontrar retos diferentes en el mercado laboral e incentivos personalizados, de acuerdo a sus necesidades y preferencias, ya que no tienen las mismas motivaciones, según el estudio.

Propuesta de valor competitiva

Una adecuada estrategia de compensaciones permite a la empresa atraer, motivar y retener el capital humano y también mejorar el desempeño de cada colaborador, ya que se genera un mayor sentido de pertenencia, al impulsar la colaboración y compromiso, incrementar la productividad y la optimización de recursos. Para encontrar el equilibrio perfecto entre las necesidades del personal y los beneficios para las organizaciones, muchas de ellas recurren por ejemplo, al horario flexible, gracias a su mínimo costo de implantación y grandes ventajas para ambas partes.

Desarrollo profesional interno

Uno de los grandes desafíos que enfrentan las empresas es la escasez de personal calificado. Por ello, el principal reto de los profesionales de Recursos Humanos es asegurar que sus organizaciones cuenten con profesionales de primer nivel que puedan servir como un diferenciador competitivo, de acuerdo con el informe. Por ello es necesario invertir en los empleados de manera estratégica. Las mejores prácticas para desarrollar el talento son la capacitación constante, planes de sucesión y continuidad del negocio, ejemplifica el estudio.

Construcción de la confianza

El principal ingrediente para que exista confianza es la comunicación. Prácticas como la creación de comités orientados al mantenimiento del clima organizacional pueden a aumentar los niveles de efectividad en las actividades del capital humano, los cuales inciden en el desarrollo de la organización.

Gestionar a las nuevas generaciones

Como se mencionó anteriormente, el ingreso al mercado laboral de los millennials ha obligado a las compañías a adaptar sus estrategias de Recursos Humanos ante las demandas y cambios de este nuevo entorno. Los colaboradores que pertenecen a esta generación, no sólo quieren una buena oportunidad laboral para desarrollar su carrera profesional, sino que esperan hallar un ambiente y prácticas que contribuyan a su calidad de vida, destaca el informe.

Para lograr esta gestión con éxito, y  además de estas mejores prácticas, las áreas de Recursos Humanos deben apoyarse en herramientas tecnológicas que les permitan visualizar con una mayor certeza que es lo que los nuevos trabajadores necesitan, con el objetivo de retenerlos e impulsar su desarrollo al interior de la empresa.

También te puede interesar:

You may also be interested in:

Share This