La flexibilidad es la clave para mejorar la experiencia de las personas

12 de junio de 2023

En los últimos años la experiencia del empleado ha tomado una enorme relevancia en el mundo laboral, ya que una buena estrategia conduce a un personal más comprometido, y por consecuencia a una empresa más productiva y rentable.

La hiperconectividad, las malas estrategias de digitalización, el desequilibrio entre la vida personal y el trabajo, han traído consigo la sensación de estar siempre trabajando; una de las problemáticas que más afecta a las empresas y la razón de la creciente insatisfacción de las personas.

Encuestas posteriores a la pandemia informan que hasta el 95% de las personas dice estar considerando renunciar a sus roles actuales. Tener que estar atentos al celular continuamente, responder emails fuera de la jornada de trabajo, pasar o realizar ajustes antes de ir dormir, han causado una desconexión del colaborador con su vida personal.

  • El 90% de los colaboradores asegura querer pasar más tiempo con su familia.
  • El 45% tiene la impresión de no contar con el suficiente tiempo para ocuparse de sus actividades personales.
  • Existe una enorme brecha de percepciones, pues el 67% de los profesionales de recursos humanos piensa que su fuerza laboral sí goza de un buen equilibrio entre vida profesional y vida personal.

La delgada y cada vez más imperceptible línea que divide la vida laboral y la personal genera altos niveles de presión y agotamiento que afectan los factores emocionales y psicológicos de las personas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), México es el país con el mayor nivel de estrés laboral en el mundo y la pandemia de Covid propició mucho está cifra.

El estudio “Estrés Laboral en México”, realizado por la Asociación de Internet MX y OCCMundial, el 60% de las personas que trabajan padecen estrés hoy en día a diferencia del 2019 que afectaba al 40%. Además el 30% de ese 60% actual, dice que es porque no se respetan las horas de trabajo y el 26% por el inadecuado equilibro entre trabajo y vida personal.

De acuerdo a este estudio, la mitad de las empresas no realiza acciones para reducir el estrés laboral de su personal, al final, son los propios colaboradores los que buscan la manera de reducirlo.

La pandemia de Covid-19 transformó la manera de pensar de las personas acerca de sus trabajos, revalorando sus necesidades y prioridades y haciendo que las empresas deban reajustar los modelos laborales.

El área de Recursos humanos debe considerar nuevos formatos donde se posibilite el acercamiento de los colaboradores a sus necesidades para mejorar su experiencia con la empresa dentro y fuera de ella.

La flexibilidad es hoy el concepto transversal de una mejor experiencia del empleado, y está fomentando nuevos enfoques laborales como el smart working, que desvanece los límites de la oficina tradicional y la lleva a cualquier lugar.

El smart working es un nuevo modelo laboral que busca empoderar al colaborador, donde no hay limitación de tiempo o lugar de trabajo, así, las personas, tienen mayor autonomía en cuanto a decidir dónde y cuándo trabajar con el fin de cumplir los objetivos fijados por la empresa.

  • Mejora el equilibrio entre la vida personal y laboral en un 77,8% de los casos, debido a que los trabajadores hacen un uso óptimo de su tiempo sin renunciar a las obligaciones personales.
  • Las personas se sienten más motivadas y valoradas, ya que reciben mayor confianza, libertades y responsabilidades.
  • Aumenta la eficiencia y motivación de los colaboradores, debido a que se pueden valorar sus logros de forma más tangible.
  • El smart working fomenta la diversidad al facilitar la formación de equipos multiculturales y multidisciplinares de trabajo.

La transformación digital y las soluciones en la nube permiten la aparición de estos nuevos modelos de trabajo, ya que, con las herramientas correctas, se puede centralizar la información de toda la empresa y agilizar el acceso a los colaboradores para gestionar mejor los datos y procesos desde cualquier parte y en tiempo real.

Este planteamiento es demasiado atractivo para el talento, pero después de la pandemia solo el 27% de las empresas permiten a los colaboradores el trabajo a distancia, porque supone importantes retos y un cambio de mentalidad radical para la empresa, como temor a la falta de productividad, inversión en herramientas y tecnologías, o implementación de estrategias.

El Covid-19 tomó a todos por sorpresa y dejó a todos sin otra posibilidad que el trabajo remoto obligatorio e improvisado, pero ahora que la pandemia ha cesado, son muchas las empresas que optaron por regresar a todos sus colaboradores a su rutina tradicional.

Para poder apostar por estos nuevos modelos de trabajo es necesario perder el miedo a invertir en herramientas tecnológicas, con estas soluciones se logra impulsar una mejor relación empresarial entre líderes y colaboradores, otorgando un ambiente de confianza sin importar donde esté el colaborador.

La empresas necesitan dotarse de herramientas que ofrezcan una comunicación abierta y bidireccional, retroalimentación, comunicación de objetivos, medición del desempeño y sobre todo un reconocimiento oportuno y constante que mantenga la motivación y compromiso a tope. Se trata de estrechar la relación entre la empresa y el trabajador eliminando las brechas de los modelos tradicionales.

El centrarse en los objetivos, deja atrás puramente el cumplimiento de tiempo, permitiendo que los colaboradores sean quienes diseñen sus propios horarios basados en el cumplimiento de objetivos y resultados, dejando atrás el presentismo que caracterizaba los puestos de trabajo tradicionales.

Resulta de gran trascendencia que todos los colaboradores conozcan los objetivos generales y particulares que persigue cada uno de ellos y en conjunto como equipo, para que al final los resultados estén alineados a los mismos.

Para poder aplicar nuevos modelos de trabajo como estos, es necesario no perder el enfoque de que todas estas innovaciones deben venir acompañadas de estrategias que fortalezcan la experiencia del empleado, centrarse en las personas requiere seguir fomentando acciones que mejoren su bienestar y atiendan sus necesidades.

Es importante que todo líder conozca cómo se encuentra cada persona en su puesto de trabajo, su perspectiva de la empresa, si se sienten motivados o valorados, esta visión servirá para tomar decisiones oportunas.

Centrarse en las personas implica implementar estos modelos laborales considerando la experiencia del empleado, garantizando el genuino balance entre la vida y el trabajo, permitiendo la desconexión digital por parte del colaborador, es decir, esa disposición de estar siempre y a todas horas, lo cual favorece la prevención de síntomas de ansiedad, estrés y burnout.

La apuesta por la flexibilidad es un gran diferenciador cuando hablamos de retención y atracción de talento. Empresas como Microsoft o Google ya están implementando el Smart Working con enormes beneficios.

  • El 89% de los líderes que implementaron soluciones para lograr una mejor gestión de la vida personal ha constatado un alza en la productividad y eficacia de los trabajadores y el 74% de ellos también confirma un aumento en su volumen de negocio.

¿Quieres gestionar la experiencia de las personas desde cualquier lugar? Solicita una demo y conoce SAP SuccessFactors, el Software en la nube de Recursos Humanos número 1 en el mundo: info@dexterahr.com

 

También te puede interesar:

You may also be interested in:

Share This