El reclutador no solamente traza los mejores perfiles de puesto, sino que hace las entrevistas y análisis de contratación o descarte. Pero también sabe que sin importar el tipo de perfil que busque o la posición disponible dentro de la organización, lo importante es tener la habilidad de saber colocar al perfil ideal en el lugar adecuado.

Para lograr ese cometido puede analizar los siguientes aspectos que propone el Marketing de Selección.

1. Incluir el discurso mercadológico.  Ya no basta solo con saber negociar y hablar bien de la posición a ofrecer. Hoy es necesario repensar la forma de abordar a los candidatos, una herramienta que te puede ayudar es el Marketing.

Para ello puedes auxiliarte de las redes sociales y promocionar la imagen que tiene la empresa dentro de sus empleados, técnica que podría servirte para convencer a los futuros candidatos de atraerlos con los beneficios de trabajar en la organización.

2. Habilidades de Ventas. Frente a los candidatos más talentosos y los mejor calificados, harás un esfuerzo para “venderles” la empresa. Si se trata de talento que es disputado por otros contratadores, el esfuerzo del reclutador deberá destacar las fortalezas y aspectos más atractivos de la compañía y presentarlos en distintas etapas de la entrevista y las técnicas de negociación.

3. Construcción de relaciones. Muestra interés por los candidatos, es importante empezar relaciones valiosas con ellos, nunca sabes cuándo se pueden necesitar los contactos. Puedes saber más sobre los aspirantes, pregunta sobre sus pasatiempos y así ganarse su confianza, el objetivo es hacer empatía.

En reclutador frío que no personaliza la comunicación y suena robotizada su conversación sin mostrar interés en el candidato solo aleja a los candidatos y pone en duda a la empresa.

4. Cercanía y accesibilidad. Desde los primeros contactos con el candidato hay que cuidar los detalles que permitan establecer un vínculo de confianza con el candidato. Se trata de que él esté a gusto y sienta confianza para que se abra y puedas conocer un poco más de su persona.

Pregúntale qué tal está, agradécele que te llame o que te escriba, contesta su petición y muéstrate cercano, a través del canal que prefieras: teléfono, correo electrónico, redes sociales.

5. Tecno-amigable. La tecnología ha transformado nuestro modo de vivir y trabajar, entonces ¿Por qué seguimos atrayendo y gestionando talento igual que hace cuatro años? Ni qué decir de hace 15.

Entender estos cambios y adaptarlos a nuestro entorno es esencial para ser un excelente reclutador, así el incluir la tecnología en la forma de seleccionar personal te ayudará bastante para entender a tus candidatos potenciales, situarte justo donde se encuentran. Todo esto te ayudará a gestionar de forma ágil y eficiente tus procesos de selección.

Aquí es cuando SuccessFactors, solución SAP para Recursos Humanos puede facilitar enormemente este proceso. Tiene aplicaciones de talento integradas y completas. En específico tiene uno de los mejores módulos de Reclutamiento e inducción en el que el recruiter podrá documentar su trabajo con data que le permitirá sustentar mejor sus estrategias.

A final de cuentas, su tarea fundamental se trata de establecer relaciones con otros profesionales. Entender y registrar las necesidades los candidatos ayudará a conducir tanto la entrevista como todo el proceso de selección.

 

(Con información de Marketing con Talento.com)