Más tecnología en los procesos no necesariamente implica una mayor productividad. De ahí que la consultora internacional Deloitte sugiere a los departamentos de Recursos Humanos que se enfoquen a desarrollar aplicaciones que sean más amigables para sus colaboradores y a su vez, sean capaces de ser más eficientes en sus tareas para la organización, proceso al que llaman Design Thinking.

Tradicionalmente estas aplicaciones son desarrolladas para entrenar al personal, evaluar desempeño y documentar resultados. Si bien estas aplicaciones son útiles hasta cierto punto, los trabajadores se encuentran abrumados por invasión de mails de clientes externos e internos, mensajes, reuniones y otras distracciones que impiden el aprovechar las bondades de la tecnología.

Según Deloitte, 75% de las empresas piensan que la “complejidad” es un obstáculo para el éxito de un negocio y una barrera para el incremento de la productividad, razón por la cual 79% de los ejecutivos calificó al  Design Thinking como una herramienta muy importante.

Por ello esta tendencia debe de pasar a ser un área que “desarrolla procesos” a una que “fabrica experiencias”, situación que enfocaría al departamento de Recursos Humanos a rediseñar cada aspecto del trabajo desde el ambiente físico, pasando por cómo interactúan las personas hasta la manera de seleccionar y se compromete la gente con la organización.

Bajo esta tendencia, Dextera tiene mucho por aportar en el negocio por su experiencia en implementaciones de las soluciones de SAP HCM y SuccessFactors que abarcan todo el ciclo de vida de un empleado, abarcando los procesos de la Gestión de Personal, Nómina y Gestión de Tiempos, Reclutamiento OnBoarding, Desempeño y Objetivos, Compensaciones, calibración, Sucesión Carrera y Desarrollo y Aprendizaje.

Design Thinking consiste en enfocarse más en las personas y su experiencia, no tanto en el proceso. Es un camino para el crecimiento de la empresa en la era digital.